Viagra, como cualquier otro fármaco, puede tener efectos secundarios indeseables. Si Usted va a comprar Viagra a través de Internet, debe tenerlos en cuenta. Esta información Le ayudara a responder correctamente a posibles complicaciones y minimizar sus consecuencias.

Viagra tiene un perfil de seguridad bastante alto. En la mayoría de los casos, sus efectos secundarios son temporales y pasan rápidamente. Esto es debido al hecho que Sildenafil tiene una relativamente corta duración de acción (aproximadamente 4 horas).

Los efectos secundarios de Sildenafil duran en promedio unas 4 horas. En este sentido, el fármaco se ve mejor que otros representantes del grupo de inhibidores de la fosfodiesterasa-5, cuyos efectos secundarios duran más: Vardenafil (Levitra) – 7,7 horas, Tadalafil (Cialis) – 14,9 horas.

Cuanto mayor es la dosis, tanto mayor es la probabilidad de efectos secundarios


Los efectos secundarios que se desarrollan al tomar Viagra dependen de la dosis. Cuanto mayor es la dosis del fármaco, tanto mayor es la probabilidad de experimentarlos. Más a menudo se producen cuando se toman pastillas de 100 mg. Sin embargo, en la mayoría de los casos, su manifestación es leve o moderada. Los efectos secundarios de Sildenafil generalmente son bien tolerados y no requieren atención médica.

Frecuencia de efectos secundarios


En términos de la aparición de la frecuencia de los efectos secundarios condicionados por la admisión de Viagra se destacan: muy frecuentes (ocurren en más del 10% de los pacientes), frecuentes (1-10%), infrecuentes (0.1-1%), raros (0.01-0.1%) y muy raros (menos del 0.01%).

Frecuentes:

  • vértigo;
  • congestión nasal;
  • aumento del ritmo cardíaco, palpitaciones;
  • visión borrosa (violación de la percepción del color);
  • dispepsia (indigestión);
    náusea;
  • dolor de espalda.

Muy frecuentes:

  • dolor de cabeza;
  • “aflujos” de sangre a la cara y al cuello.
comprar Viagra a través de Internet

Infrecuentes:

  • reacciones alérgicas (erupción cutánea);
  • dolor en los ojos;
  • enrojecimiento de los ojos, conjuntivitis;
  • tinnitus;
  • disminución repentina o pérdida de la audición;
  • reducción de la presión arterial;
  • trastorno del ritmo cardíaco;
  • ataque cardíaco;
  • sensación de sed;
  • hemorragias nasales:
  • tos húmeda;
  • dolor abdominal;
  • inflamación de las membranas mucosas del tracto gastrointestinal;
  • dolor en músculos, huesos y articulaciones;
  • daño a los tejidos del pene;
  • somnolencia;
  • violación de la sensibilidad;
  • insomnio;
  • síntomas de depresión;
  • erupción en la piel, urticaria;
  • prurito;
  • erupción herpética en la piel y membranas mucosas;
  • hiperhidrosis (aumento de la sudoración);
  • sensación de calor;
  • hinchazón de la cara;
  • reacción de fotosensibilidad (aumento de la sensibilidad a la radiación ultravioleta solar);
  • aumento de la fatiga;
  • escalofrío.

Raros:

  • aumento de la fatiga ocular;
  • hinchazón de los párpados, sensación de sequedad en los ojos;
  • mucosa nasal seca;
  • priapismo (erección dolorosa prolongada);
  • eyaculación anormal;
  • aumento de la irritabilidad;
  • espasmos;
  • desmayo.

Muy raros:

  • visión borrosa, pérdida temporal de la visión;
  • aumento de la presión intraocular;

¿Cómo elegir una dosis efectiva y segura de Viagra?


La efectividad y la tolerabilidad de Sildenafil no pueden evaluarse sobre la base de una dosis única. Es necesario tomar Viagra varias veces (al menos 4 veces). Si Usted toma Viagra, no se deje llevar por sobredosis. Exceso de la dosis recomendada del medicamento no mejorará su efectividad, pero aumentará la probabilidad de efectos secundarios.

¿Cómo minimizar la posibilidad de efectos secundarios?


En general, los efectos secundarios asociados con el uso Viagra son leves y de corta duración. Desaparecen rápidamente después de que el medicamento haya dejado de dar efecto. En la mayoría de los casos, no causan serias molestias al hombre.

Con el fin de reducir la posibilidad de efectos secundarios, se recomienda:

  • Reducir la dosis. Con una disminución de la dosis, los eventos adversos desaparecen por completo o su gravedad disminuye.
  • No tomar Viagra con alcohol. El alcohol, al igual que Sildenafil, tiene un efecto vasodilatador y reduce la presión arterial, por lo tanto, aumenta la probabilidad de efectos secundarios.
  • Tomar Viagra después de comer. Los alimentos disminuyen la absorción de Sildenafil y reducen la tasa de su acumulación en la sangre. Una menor concentración del fármaco en la sangre reducirá la frecuencia y la gravedad de las complicaciones no deseadas.
  • No levantarse, ni acostarse de repente. La mayoría de los efectos secundarios de Sildenafil están asociados con su acción vasodilatadora e hipotensora. Se manifiestan especialmente durante una transición rápida de estar acostado o sentado a una posición vertical, o viceversa, si la persona se sienta rápidamente o se acuesta.