Viagra Generico en farmacia online

La pastilla azul ha hecho una verdadera revolución en el tratamiento de los trastornos sexuales. Sin embargo, sus desarrolladores al principio ni siquiera sabían lo que realmente habían inventado. Pfizer tuvo que soportar una profunda decepción por no crear un nuevo tratamiento para la estenocardia. Sin embargo, al final se convirtieron en los creadores de uno de los fármacos más famosos en la historia de la medicina. Para la investigación, que formó la base de esta invención, los científicos recibieron el Premio Nobel.

Esta historia comenzó a mediados de los años 80 del siglo pasado en la ciudad de Sandwich, donde se encontraba el laboratorio científico de la compañía farmacéutica Pfizer. Sus especialistas comenzaron a buscar compuestos químicos que podían usarse para tratar la estenocardia, la enfermedad coronaria y otras enfermedades derivadas de la circulación coronaria alterada.

Los científicos tardaron 3 años en crear cientos de moléculas de diversos compuestos químicos, pero sólo una de ellas resultó ser digna de atención. Esta sustancia recibió el título provisional UK-92.480 o Sildenafil Citrato.

¿La pastilla no funciona? Funciona, pero no como se esperaba


En 1991 comenzaron los ensayos clínicos. Sin embargo, los resultados fueron muy distintos de los esperados en Pfizer. Lo que parecía bueno en la teoría no funcionaba en la práctica. El efecto antihipertensivo de Sildenafil fue bastante mediocre, y el fármaco actuó incluso más débilmente en la circulación coronaria que la nitroglicerina tradicional. Parecería que el proyecto falló y tenían que ser cerrado. Y, en efecto, este proyecto tendría que cerrarse si una circunstancia no hubiera intervenido.

Pastilla Viagra Generico

Cuando la empresa comenzó a cerrar el proyecto, resultó que muchos hombres se negaron a devolver las pastillas. Los empleados de la empresa quedaron sorprendidos. Resultó que Sildenafil tenía un efecto secundario muy interesante: estimulaba la aparición de erección en los hombres.

Cuando se hizo evidente que el proyecto para desarrollar un nuevo agente para el tratamiento de la estenocardia terminó en un fracaso, los científicos solicitaron financiar un nuevo estudio: creación de un medicamento para el tratamiento de la disfunción eréctil.

En aquel momento, nadie era consciente de la magnitud real de la disfunción eréctil. Se creía que la disfunción eréctil afectaba a alrededor del 5% de los hombres mayores de 40 años, aunque este número era mucho mayor. Es que, muchos hombres preferían no discutir sus problemas íntimos con nadie, incluidos los médicos.

“Si no hay problema, no hay sentido buscar formas de resolverlo”, decidieron los gerentes de Pfizer y se negaron a financiar la investigación sobre el uso de Sildenafil para el tratamiento de la disfunción eréctil. Sin embargo, los científicos del grupo de investigación insistieron en que el trabajo debería continuar. Como resultado, la dirección de la empresa acordó continuar la investigación.  

Sildenafil: eficiencia al borde de la ficción


Los estudios clínicos de Sildenafil como tratamiento para la disfunción eréctil comenzaron en 1993. Como resultó durante su realización, él afectaba los mecanismos fisiológicos de la erección, suprimía la actividad de la enzima fosfodiestarasa tipo 5 y, por lo tanto, aumentaba el efecto del óxido nítrico (NO). Al mismo tiempo, el efecto farmacológico se lograba sólo con la excitación sexual: la erección se producía cuando se necesitaba.

Comprar Viagra Genérico a bajo precio

Hombres con diversos trastornos de la función eréctil entre las edades de 19 y 87 años participaron en los estudios clínicos. ¡Y Sildenafil fue eficaz en más del 80% de ellos! Incluso en hombres mayores con un pronunciado grado de disfunción eréctil, fue posible lograr una erección fuerte, suficiente para las relaciones sexuales. Comenzaron a tener relaciones sexuales nuevamente después de un largo receso, ya que los médicos les habían diagnosticado impotencia sin poder ayudar.

El descubrimiento que sacudió al mundo


El nuevo fármaco recibió el nombre Viagra que se derivaba de dos palabras: Vigor (energía) y Niagara (una poderosa cascada en los Estados Unidos). El 27 de marzo de 1998, el medicamento fue aprobado por la FDA (Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos). Esta fecha puede considerarse el cumpleaños oficial de la pastilla azul, que más tarde obtuvo el nombre “diamante azul”.

Sólo en la primera semana después del inicio de las ventas, fueron expedidas 250 mil recetas. Al cabo de 3 meses, 3 millones de recetas fueron expedidas. Muchos médicos tenían que trabajar siete días a la semana para aceptar a todos los pacientes que querían recibir la receta. En el primer año después de ingresar al mercado, se vendieron pastillas por valor de mil millones de dólares. En 2013, expiró la patente de Viagra en Europa. Ahora en España se puede comprar Viagra Genérico. Su ingrediente activo es el mismo: Sildenafil. Su única diferencia es un más bajo precio de Viagra Genérico.